12/1/15

14 modern pieces for guitar quartet

Ensalada Musical es una colección de cuartetos originales para guitarra con música de hoy que pone en valor el papel de la música de grupo para el músico en general y para el guitarrista en particular.
Cubre un vacío en los repertorios y programaciones de Centros de Música que se nutren principalmente de música de la época clásica o de música contemporánea muy sencilla o muy compleja.

Escucha un montaje del contenido del libro aquí.
video

La música en grupo es divertida.
La música en grupo es necesaria para el músico.
La música del siglo XIX está muy bien… pero hay más que la música de hace 200 años.

Leonhard_von_Call Ferdinando_Carulli Sor  GRACIAS PERO…

Disfruta de la música de tu tiempo
Gracias Sor. Gracias Carulli. Gracias Leonard von Call. Seguiremos tocando música vuestra pero es un buen momento para de empezar a disfrutar de la música de nuestro tiempo y dejar que los chicos toquen algunas piezas actuales.

Ensalada Musical es una colección de cuartetos de guitarras que pretende acercar la música actual a las aulas de Conservatorios y Escuelas de Música, de una forma didáctica y amena.
En este libro cabe todo tipo de música moderna: minimalismo, jazz, dodecafonismo, cinematográfica, javanesa, folk, swing, etc. absorbiendo la influencia de compositores como Danny Elfman, Joe Pass, Vangelis o John Cage.
Ensalada Musical contiene:
  • 14 cuartetos de dificultad moderada.
  • Tratamiento didáctico.
  • 102 páginas de música original.
  • Música de nuestro tiempo.
  • Tratamiento convencional y no convencional de la guitarra.
  • Música atractiva para el músico y para el oyente.
  • Material pensado para los Centros de Música.
  • Técnicas contemporáneas que añaden riqueza a la interpretación.
  • Espacio para el desarrollo de la improvisación bajo sencillas consignas.
  • Variedad de estilos que van desde la fuga contemporánea al jazz pasando por la música javanesa o la danza folk.
Se puede madurar como músico mientras se disfruta de música  de cámara de calidad, sin complejidades técnicas, con variedad estilística y sonidos refrescantes que permiten atraer el interés del artista pero también del oyente.
Este libro no es para todos
Si buscas música al estilo Carulli, Sor o Mertz este no es tu libro. Sólo música de nuestro tiempo, de la calle, del cine o del auditorio.
No es un libro para principiantes.
No es un libro para virtuosos.
Es un libro ideal para guitarristas con una técnica básica, habilidades para la lectura y con ganas de disfrutar con música apta para el progreso musical y para el disfrute, del intérprete y del oyente.
¿Merece la pena gastarse 38.80 euros en este libro?*
El precio de una pieza de cuarteto habitualmente es de unos 15 euros. El libro cuesta 38.80 euros y contiene 14 cuartetos, más de 100 páginas, de dificultad variable entre sencillos hasta intermedios. Música que puede ser usada a lo largo de varios años por su cuidada elaboración didáctica. Música poco habitual en el círculo “clásico” de la guitarra.
Por menos de 3 euros cada cuarteto puedes tener un compendio de música actual para guitarras editada por Advance Music, filial de Schött, una de las editoriales musicales más importantes de la historia.
Es la mayor colección de piezas originales para cuarteto de guitarras de este tipo que se ha publicado hasta la actualidad y contiene el papel general así como las particellas de cada una de las cuatro guitarras.
Música de calidad adecuada para Centros Musicales
Además de haberse elaborado la música con la intención de interesar al músico y al oyente, se ha compuesto teniendo en cuenta una serie de consideraciones didácticas para que pueda ser útil para la gran mayoría de alumnos con un mínimo de técnica y dominio de la lectura musical.
Ensalada Musical cuenta con piezas al estilo de jazz, swing, cine, folk o minimalista, entre otras. Las dificultades están repartidas entre las cuatro partes y el interés musical está distribuido por todas ellas para disfrutar de los papeles.
  • Fácil lectura.
  • Ritmos sencillos.
  • Papel principal repartido.
  • Figuras básicas.
  • Tempos no demasiado altos.
  • Distintos niveles de dificultad.
  • Variedad en las tonalidades.
  • Amalgama de técnicas instrumentales.
  • Texturas musicales diversas.
¿Cuáles son las pretensiones del libro?
Como profesor de música y especialista en agrupaciones de guitarra, compuse estos cuartetos con las, inmodestas, pretensiones de que el alumno intermedio pueda:
  • Tocar música viva de hoy en formato de cuarteto.
  • Tener una alternativa al repertorio clásico de grupo.
  • Progresar como músico y como instrumentista.
  • Disfrutar tocando música moderna en grupo.
  • Desarrollar la creatividad.
  • Ampliar el conocimiento del lenguaje y la técnica moderna.
  • Jugar diferentes roles en el seno del grupo.
En este libro encontrarás 14 obras para cuarteto de guitarras. Son estas:
Coyote gana
Es una pieza disparatada con sorpresas  a cada compás. Ritmos nerviosos, cruzados entre las distintas partes; armonías atractivas y ricas en  grados y variedad; melodías llenas de riqueza cromática que dejan entrever  influencias de la música de Danny Elfman.
Guerra de palabra
Tempo lento con texturas imitando el coral luterano donde todas las voces son importantes. Ninguna destaca sobre la otra. No sobresale ninguna.  Pero esto, lejos de quitarle interés a la música, permite realzar el conjunto ofreciendo algo más que la suma de las partes. .
Fantasía gamelán
Es una pieza en la que se muestra una nueva perspectiva de tratar la guitarra basada en sonidos y formas de la música del gamelán javanés, usando objetos y técnicas poco convencionales, novedosas y a veces sorprendentes.
Música individualmente sencilla pero colectivamente compleja dadas las polirritmias y polimetrías entre las distintas partes
Velociudad
La influencia de la música de cine se deja sentir en la pieza con ideas motívicas cortas, melodías obsesivas, riqueza tímbrica y modulaciones constantes entre regiones dispares.
Hay una gran riqueza cromática repartida entre las diferentes guitarras participando tres de ellas activamente en el  transcurso de la melodía.
Campanitas del lugar
Villancico tradicional arreglado para la ocasión ofreciendo dos perspectivas distintas en sendas partes. Una primera de textura homofónica de carácter sosegado, en la línea de la versión convencional, y una segunda en la que el villancico se convierte así en una simpática melodía con aire jazzístico, acordes enriquecidos con tensiones, contratiempos, síncopas y ritmos con swing.
Metal contra metal
Cuando el barroco visita la edad contemporánea y se siente un poco “heavy” el resultado que queda podría ser esta Metal contra metal. Es una pieza contrapuntística,  una fugueta, en la que un motivo en cuartas, que podría pasar como riff en un grupo de metal, va pasando por las cuatro voces.
El resultado es curioso y en cualquier caso sorprendente. Una miniatura que, sin seguir ningún tipo de convencionalismo, pretende acercar el contrapunto a la sonoridad del siglo XXI.
Jazz Groove
Llena de ritmo e intensidad, esta pieza mantiene sobre una base de acordes en la región grave, con  la 6ª en Re,  un patrón fijo de negra con puntillo y corchea, contrastando con armonías en la región media marcando el pulso en estrictas negras.
La melodía dibuja perfiles sinuosos con constantes subidas y bajadas llenas de cromatismos  que contrastan con el estatismo y gravedad del acompañamiento, que dan al conjunto un contraste lleno de interés.
Paseo lunar
La música electrónica podría ser lo último que se puede esperar de un grupo de guitarras clásicas. Pero con pericia e imaginación, la guitarra clásica se transforma para construir música recreadora de ambientes “espaciales” que tiene un punto de influencia en la música electrónica de Vangelis.
Nostalgias
Recuerdos de tiempos pasados, siempre nostálgicos, y recuerdos de tiempos musicales del romanticismo reflejados en las armonías y el lirismo de las melodías.
Llena de arpegios sincronizados entre las distintas partes conlleva una dificultad considerable, si bien no desde el aspecto técnico propiamente dicho sino desde el aspecto rítmico colectivo.
Espíritus y fantasmas
Pocas veces se ha acercado el dodecafonismo a la guitarra y menos a la composición para grupo. Es esta una pieza que, desde una perspectiva personal del dodecafonismo, utiliza el sistema para ofrecer un mundo de sonoridades poco habituales que dan a la pieza un carácter misterioso e intrigante.
Brisa de galas
Música delicada, llena de matices y continuo diálogo entre las diferentes partes. El pianísimo del comienzo a dos partes va dando pie a la incorporación del resto y a al progresivo aumento de la densidad sonora.
Posee un carácter misterioso que, merced a un crecimiento minimalista, va sumando interés y tensión hasta comenzar a desintegrarse en el compás 54 hasta el final mediante una serie de ecos que van moviéndose en el espectro sonoro de un lado para otro. El efecto resultante es muy efectivo cuando se tiene en cuenta no solo el sonido sino el espacio.
Abre los ojos
Pensada especialmente para la coordinación entre las distintas partes y para provocar la atenta escucha de todos entre sí. Notas largas, silencios de espera, motivos mínimos que pasan inmediatamente de unas partes a otras obligan a prestar máxima atención a lo que sucede en    cada momento.
Técnicamente no requiere ninguna destreza especial salvo algún escarceo de 1ª y 2ª guitarras por la tesitura aguda. La dificultad radica en la coordinación y la fluidez entre todos.
TaTaUnTa: improvisando blues
La improvisación es posible en música clásica. Es posible y es recomendable por lo que se aprende con ello y por lo que se disfruta. Esta pieza exige de la colaboración de los intérpretes para su elaboración. Consiste en una base rítmica y armónica sobre la que se debe construir la música.
Danza de sol
Los latidos enérgicos están presentes permanentemente en esta danza representados por la consistencia y vivacidad de las percusiones sobre la guitarra. Con pocos elementos se construye esta pieza: unos pocos acordes, pequeños fragmentos melódicos y  diversos ostinatos rítmicos conseguidos con diferentes elementos.

                                                             ENCÁRGALO AQUÍ
Fernando Bartolomé Zofío